¡Poco tiempo, más movimiento!

Es común que las obligaciones del día reduzcan el espacio de tiempo libre que destinaría a ejercitarse, pero haga de su entrenamiento diario un espacio de alto consumo calórico.
Entre menos tiempo tenga para su sesión de entrenamiento mayor movimiento y actividad debe hacer; para ello juegue con las escalas del parque, utilice esa  soga o lazo que tiene guardado en el olvido y practique algunos ejercicios de multisaltos, mientras camina agregue mayor movimiento de brazos incluso transportando unas pequeñas pesas, trate que en las pausas o momentos de descanso se mantenga su cuerpo activo, por ejemplo realizando variedad de abdominales.
Rétese a que a menor tiempo mayor intensidad o actividad tengan sus pequeñas pero valiosas sesiones de ejercicio.

Leave a Comment

Back-To-Top